Twitter icon
Facebook icon

8 de agosto - Día Internacional de la Retinopatía del Prematuro

“La Retinopatía del Prematuro es una patología frecuente en bebes pre término, cuanto más pequeños en edad gestacional más posibilidades de padecerla, que puede producir lesiones graves si no se realiza el diagnóstico oportuno”, destacó la doctora María José Arrúa, jefa del servicio de Neonatología del Hospital Cuenca Alta SAMIC, con motivo del día internacional de la enfermedad.   

Se caracteriza por la formación de vasos anormales que están más expuestos a generar rotura y hemorragia, que luego cicatriza con retracciones que generan el tan temido desprendimiento de retina con la grave consecuencia de ceguera posterior.

“En nuestra unidad neonatal - explicó la profesional-  se trabaja incansablemente con aspectos del cuidado de los bebes que sabemos son imprescindibles para la prevención, entre ellos uno de los principales factores asociados a esta patología es el uso no racional del oxígeno, que, si bien es vital como soporte respiratorio y hemodinámico, tiene la desventaja de ejercer lesión tóxica sobre la retina”.

“Es un gran orgullo que dentro de los pacientes egresados, muchos con menos de 1000 gramos de peso y más vulnerables, no hayamos tenido Retinopatía, sobre todo con el aumento de bebes cada vez más pequeños ingresados en nuestro servicio”.

Arrúa subrayó la tarea en equipo realizada por médicos y enfermeros, “con una atención especializada y responsable sobre cada uno de nuestros pacientes, y en particular la labor de la oftalmóloga Alejandra Holze, quien realiza un control exhaustivo de cada bebé para lograr una detección temprana de la enfermedad, diagnóstico que permite iniciar el tratamiento en el momento oportuno”.