Twitter icon
Facebook icon

Día Mundial del Donante de Sangre

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció que el 14 de junio de cada año se celebre el DÍA MUNDIAL DEL DONANTE DE SANGRE, fecha conmemora el nacimiento de Karl Landsteiner, biólogo y patólogo austríaco, que descubrió y tipificó los grupos sanguíneos.

La conmemoración de la entidad mundial es en reconocimiento y agradecimiento hacia los donantes de sangre de todo el mundo y, además, para promover el acceso universal a sangre segura mediante la donación de sangre voluntaria, no remunerada y regular.

“Los servicios de Medicina Transfusional son un componente clave de los sistemas de salud eficaces ya que permiten a los pacientes acceder a sangre y productos sanguíneos seguros en cantidades suficientes”, señaló la doctora Sara Blanco, jefe de Medicina Transfusional del Hospital Cuenca Alta SAMIC.

Sangre segura para todos” es el lema de la campaña anual que tiene por objetivo alentar a más personas en todo el mundo sean donantes y con regularidad, acciones que permiten establecer un suministro de sangre sostenible para atender a las necesidades de transfusión de todos los pacientes.

“Solo se puede asegurar un suministro suficiente mediante donaciones regulares voluntarias y no remuneradas. No obstante -destacó Blanco- en muchos países los servicios de sangre siguen teniendo problemas para ofrecer sangre suficiente y garantizar su calidad y seguridad.”

En 2009, expertos en Medicina transfusional y representantes no gubernamentales de 40 países formularon la Declaración de Melbourne, en la que se establecía la meta de que todos los países logren en 2020 que la totalidad de su suministro de sangre se obtenga a través de donaciones voluntarias y no remuneradas. En nuestro país se adhirió a través de la Resolución 1508/15, del 14/9/15.

La campaña de este año propone:

  • Homenajear y agradecer a los donantes de sangre y alentar a quienes todavía no han donado a que lo hagan.
  • Destacar que es necesario comprometerse a donar durante todo el año si se quiere mantener un suministro suficiente y lograr el acceso universal y oportuno a transfusiones de sangre segura.
  • Llamar la atención sobre la salud del donante y la calidad de la atención proporcionada al mismo como factores fundamentales para afianzar el compromiso del donante y su voluntad de donar habitualmente.
  • Estimular el apoyo a escala regional, nacional y mundial entre los gobiernos para reforzar, sostener e invertir en programas nacionales de sangre.

Para tener en cuenta:

  • Se debe disponer de suficiente sangre segura en el mundo para todos los que la requieran.
  • Cada dos o tres segundos alguien en algún lugar necesita sangre.
  • La salud es un derecho humano; todas las personas en todo el mundo deberían poder recibir transfusiones de sangre seguras cuando y donde lo demanden.
  • Es necesario realizar donaciones de sangre con regularidad en todo el mundo para que las personas y las comunidades tengan acceso a sangre y hemoderivados seguros y de calidad.
  • Cualquier persona que pueda donar sangre debería considerar la posibilidad de hacerlo en forma regular, voluntaria y no remunerada.
  • La seguridad y el bienestar de los donantes de sangre es fundamental pues los anima a donar regularmente.
  • El acceso a sangre y hemoderivados seguros es esencial para la cobertura sanitaria universal y un elemento fundamental para los sistemas de salud eficaces.