Twitter icon
Facebook icon

Taller sobre prevención de la sífilis materna y congénita

Dirigida a los equipos de salud de los centros asistenciales de la región se llevó a cabo en el hospital Cuenca Alta SAMIC el taller sobre “Estratégia de intervención para la prevención de la sífilis materna y congénita en la provincia de Buenos Aires – Implementación de test rápido de VIH”, organizado por la dirección de VIH, ITS y Hepatitis Virales del ministerio de Salud bonaerense. 

El doctor José Spala, director Ejecutivo del Hospital Cuenca Alta SAMIC, dió la bienvenida a los asistentes y agradeció a la doctora Mónica Moyano, directora del programa VIH, ITS y Hepatitis Virales bonaerense, y a su equipo “la posibilidad de facilitar y promover un mayor conocimiento sobre estrategias de diagnóstico y prevención”.

Las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) se encuentran entre las principales causas de enfermedad en el mundo y entre ellas, la sífilis es una de las más frecuentes y la que ha demostrado un aumento significativo de la incidencia en la última década en el país.

Precisamente una estrategia para la prevención y tratamiento de esta enfermedad en embarazadas es el acceso al diagnóstico oportuno de sífilis materna, a través de centros de testeo rápido, y el tratamiento con penicilina en el primer nivel de atención a las embarazadas infectadas y sus parejas.  

De la capacitación a cargo de la doctora Mónica Moyano, Lic. Joseina Rode, Bioq. Daniel Carrio y Dra. Josefina Mauro, todos integrantes de la dirección provincial de Programas Sanitarios bonaerense, participaron personal profesional,  técnico y administrativo de los establecimientos de salud de la región.

La mayor preocupación que genera la sífilis para la salud pública es su capacidad de transmisión de una mujer gestante infectada a su hijo/a, durante cualquier momento del embarazo, lo que puede originar elevadas tasas de morbimortalidad perinatal e infantil.

Sin embargo, si se diagnostica y trata en forma temprana se pueden prevenir consecuencias severas como abortos, muerte fetal y discapacidades en los recién nacidos. De allí la importancia de implementar el testeo rápido en el primer nivel de atención.

Imágenes: